«A los grupos constructores españoles les ha ayudado su capacidad probada en el diseño, la construcción y gestión de instalaciones, igual que su experiencia en la estructuración de proyectos de financiación y la calidad de las ingenierías nacionales. De hecho, una de las empresas más exitosas no es una constructora, sino una ingeniería, la madrileña ECOAGUA, con decenas de contratos en Chile, Ghana, Arabia Saudí, Argelia, Abu Dabi, Brasil, California y Massachusetts».